miércoles, 7 de abril de 2010

Turismo Místico en Ica

Las Brujas de Cachiche

El pueblo de Cachiche está ubicado a 4 kilómetros al sur de Ica, a este pueblo su fama le viene por sus "brujas" y es el único lugar en el Perú en el cuál se ha levantado un monumento en honor a las hechiceras, la estatua se ubica sobre un tronco de huarango. Cachiche, es una palabra que se desprende de la expresión quechua aillpa cachani (tierra salada), y/o de los vocablos cachi (sal) Chijib (pasto), lo que indicaría que se trata de un pastizal salado, ya que en este lugar había una serie de cochas saladas. Los primeros pobladores de esta región eran quechua-hablantes, los cuáles dieron nombre al lugar; estos primeros habitantes provenían de Ayacucho y Huancavelica. Las brujas aparecen más tarde, es decir en la época colonial, brujas que migraron de Europa por temor a ser quemadas por la Inquisición; según la leyenda en la embarcación que traía de Europa a diferentes brujas y brujos surge un conflicto y el grupo se divide; así los varones al llegar al Perú deciden ubicarse al norte de país en Huancabamba, conocida por su laguna " las Huaringas "; las mujeres se dirigen al sur, siendo Cachiche el centro elegido.

Cómo se puede apreciar la estatua de la bruja está sobre un árbol de guarango, árboles en los cuáles cuenta la leyenda que las brujas se transformaban durante el día; ahora de lo que en otrora fue un bosque de huarango quedan ya muy pocos, la mayoría fue erradicado por la leyenda que se tejió, los mismos pobladores o foráneos cortaban los árboles con la creencia de que las brujas les pagarían con oro para evitar que su bosque sea talado indiscriminadamente como al fin sucedió y es que un leñador encontró una vez monedas de oro dentro de un guarango y creyó que las brujas le habían pagado para que no las convirtieran en leña; monedas de oro que fueron depositadas ahí por un ladrón quién nunca pudo sacarlas de la grieta en la que las depositó y el transcurrir de los años hizo que las piezas de oro se fueran enterrando en su interior mientras el árbol crecía. Esto desató una fiebre de oro, no en busca de pepitas sino de monedas; así llegaron leñadores de otros lares atraídos por la historia del colega afortunado y terminaron por desbastar el bosque, ya que se creía que las brujas se transformaban en ellos, (es también un árbol de apariencia sobrenatural porque crece en el desierto, un madero seco, fuerte, capaz de soportar las altas temperaturas) fue mermando la población de brujas.

Otros mitos arraigados son: que no sólo las brujas se convierten en guarangos, sino también en animales y si uno ve a un perro negro pero con el pecho blanco tentará a que lo sigan y este animal te llevará a un cerro donde se oculta un gran tesoro, pero a cambio él se quedará con tu alma ya que el perro no es otro que el mismo diablo, también te dicen que tengas cuidado que por entre tus piernas se cruce una bruja ya que estás de esa forma logran robarte el alma.

Cachiche, que en el pasado fue sinónimo de hechicería por albergar a estas mujeres de las cuáles se decía que tenían poderes sobrenaturales y que con sus brebajes extirpaban los males del cuerpo y del espíritu, atraían al ser amado o lograban que las parejas permanecieran unidas entre otras hechicerías, ya casi no queda nada; debajo de la estatua de la bruja se lee el siguiente epitafio “a la bruja de Cachiche que siempre embrujó por su belleza” esta inscripción hecha sobre una roca a los pies del monumento, tiene hacia la derecha a un búho sinónimo de conocimiento, de sabiduría y hacia la izquierda una calavera que simboliza lo esotérico, así como la escoba que lleva la bruja en su mano izquierda.

Ahora en Cachiche las prácticas brujerías están relacionadas con la naturaleza, al igual que antaño se hacen sortilegios para hacer el bien, se usan plantas medicinales para sanar o elevar los niveles energéticos y unas de sus especialidades como lo promocionan es atraer al ser amado en menos de 24 horas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada