martes, 11 de mayo de 2010

Surf en Ica

Las olas de Ica no son muy conocidas, sin embargo algunas zonas ideales para la práctica del Surf, como por ejemplo la playa de San Pedro. Es obligatorio parar en la ciudad de Chincha (km 202 de la Panamericana Sur) para abordar un colectivo que se dirija al poblado de Lurinchincha. Desde allí hay que caminar 10 minutos hasta la playa San Pedro, ubicado en el departamento de Ica, donde el mar aparece entre los cultivos de algodón. Numerosas huacas dominan el paisaje y contrastan con el verdor de las chacras (o sembríos). Paralelo al océano se estiran lenguas de agua dulce, donde abundan los juncos y las garzas blancas. La arena es limpia y las olas lo suficientemente grandes para no aburrirse. Después esta la Reserva Nacional de Paracas, donde encontramos las playas de La Mina, La Catedral y Mendieta, playas que son consideradas como las más espectaculares del litoral peruano. Estas playas están rodeadas de abundante naturaleza, de la reserva natural y donde la práctica del surf, del submarinismo, y del windsurf, está a la orden del día.



Otro de los puntos interesantes es Isla San Gallan. A la altura del Km 245 de la Panamericana Sur, se encuentra la playa El Chaco, ahí se alquilan lanchas las cuales te transportan hasta la Isla. El recorrido dura aprox. 1 ½ hora. Cuenta a favor con el hecho de contar con olas todo el año. La mayor contra que posee es que su agua es extremadamente fría. Sus olas derechas se consideran las mejores del país y rompen con mayor constancia en invierno. Por su conformación, la isla posee la única playa del Perú en que se corren olas derechas y tubulares que revientan hacia el oeste, desde un metro hasta los 2 metros y medio. El escenario lo completan los lobos marinos, que suelen ser espectadores privilegiados de la acción de surfistas. Esta isla fue recientemente integrada a la Reserva Natural de Paracas. Se recomienda un buen wetsuit. Todos los servicios en Paracas.



Podemos terminar el recorrido por Puerto Caballas. El primer paso es dirigirse a Palpa, 398 km al sur de Lima, para luego transitar dos horas por el camino arenado que, corriendo paralelo al río Grande, se orienta hacia el océano. Se recomienda ir con movilidad propia. En Punta Caballas, Ica, no hay agua dulce, menos hoteles, y apenas si se consigue pan y gaseosa. Se puede acampar o refugiarse en las casas deshabitadas (rezagos de un antiguo balneario). Su fuerte esta en las moldeadas olas que tardan en reventar pues tiene el viento en contra. Una delicia para los surfistas. La presencia de algunos pescadores permite aprovisionarse de algunos pescados del lugar como pejerrey, lenguado y machas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada