martes, 11 de mayo de 2010

Complejo Arqueológico La Muña y las Líneas de Palpa

El Complejo ARQUEOLOGICO LA MUÑA se ubica a 4 km., de la Plaza de Armas de Palpa – En el km. 395 de la Carretera Panamericana Sur (1 hora 15 minutos aproximadamente en auto desde la ciudad de Ica) y perteneció a la cultural Nazca. Luego de una investigación de más de seis años, un equipo a cargo del arqueólogo peruano Johny Isla, de la Fundación Suiza-Liechtenstein, descubrió la tumba real del Señor de Palpa y numerosas figuras trazadas en las pampas de este valle.



El referido arqueólogo considera que la tumba real es de similar importancia a la del Señor de Sipán y contradice las teorías que sostienen que la zona fue un centro de aterrizaje de extraterrestres y un calendario astronómico. Según su parecer, las figuras, que se basaron en los dibujos de la cerámica y los grabados en piedra de la Cultura Paracas, formaban parte de un paisaje sagrado para la adoración del agua y la fertilidad. La tumba real del Señor de Palpa se encuentra ubicada en lo que fue el centro administrativo denominado “La Muña”, donde los arqueólogos encontraron piezas de oro que tienen las formas de ajíes, gotas de agua y ballenas.



Asimismo, se encontraron en el lugar alrededor de mil petroglifos (dibujos en piedra), así como construcciones muy peculiares pues las paredes fueron hechas de adobe labrado, tratando de imitar los granos del maíz. Esta forma cónica del adobe de 30 a 40 cm. permitió que fueran colocadas en hileras paralelas y luego recubiertos de arcilla del río. Posiblemente fueron utilizados como tumbas y/o lugares de culto.



En cuanto a las Líneas de Palpa siguen la misma estructura y arte que las Líneas de Nazca, y representan figuras geométricas, zoomorfas y fitomorfas. Estas líneas se ubican en zonas de Palpa como Sacramento, Pinchango y Llipata. Se ha podido constatar que eran más antiguas que las famosas líneas de Nazca y que fueron elaboradas por la Cultura Paracas (700 – 200 a.C. / 200 a.C. – O) varios cientos de años antes. Las principales figuras representan al reloj solar que mide ciento cincuenta metros, la ballena de treintaicinco metros, el zorro, un pelícano y hasta una familia real (conformada por tres figuras antropomorfas que representan a un hombre, una mujer y un niño).



Al igual que en Nazca, se cree que estas figuras fueron trazadas para que los dioses que controlan la naturaleza puedan divisarlas, algo así como un ofertorio. Pero a diferencia de lo que ocurre con las Líneas de Nazca (a menos de 50 kilómetros), en Palpa, los geoglifos se pueden observar desde las alturas colindantes, sin embargo los que deseen verlos en su plena magnitud también existen sobrevuelos tanto en avioneta como en helicóptero.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada